Saturday, October 13, 2018

Compromisos Pendientes

Amiga:

Cuatro años atrás, tengo el recuerdo
consciente de una muerte anunciada.
Un recuerdo cuya primer escena
comienza con tu llamado mientras
manejaba de regreso a casa.
Tus palabras amiga, aún las siento
retumbar en mi registro.
–“Nor, tengo cáncer de pulmón, y no tiene cura”.
Tu voz tenía un temblor desconocido.
Recuerdo mi peligrosa parálisis
detrás del volante, mi cuerpo
respondiendo con náuseas inmediatas
y un estruendo en mi cerebro.
“ ¿Como? –Esperame Vero, que paro
y te llamo.
Sentí que casi me desvanecía,
porque las emociones inesperadas
a veces nos inundan sin dejarnos
ningún espacio libre.
En total modo automático,
sin ningún registro de atravesar los
15 km que me separaban
de mi casa, llegué desesperadamente
a conectarte.
Y aún recuerdo tu mirada,
tu pedido de que no
me fuera a buscarte ese día.
Tu llamado requería algo mucho mas
importante que un abrazo de
contención frente al veredicto
de tu sentencia de muerte.
Me elegiste para que te acompañe,
en el último tramo de tu viaje,
tan de cerca cómo veníamos
haciéndolo.
Elegiste a tus amigas, pero nos diste a
cada una un espacio diferente.
Uno que cada una desempeñó
como pudo.
Mi emoción en aquel instante
vibra dentro del recuerdo.
Era la sensación de un camino
conocido.
Unos años antes mi amigo Marcelo
me había elegido para transitar a
su lado hacia su lecho de muerte.
Tenía muy fresco el amor y
el aprendizaje que me regaló su partida.
Vos amiga fuiste también testigo
de aquellos tiempos.
No entendí hasta ese día cuánto era
lo que habías contenido mi dolor
en ese entonces.
Teníamos un círculo de amor mutuo
e invisible hasta ese momento.
En ese agosto negro, también
estaba embarcada en otro barco
con destino cierto.
Otra vida cercana se apagaba
en simultáneo.
Y acepté el compromiso
que generaba conmigo la muerte.
Con la responsabilidad de mantener
mi conciencia plena me concentré
en lo que luego sentí como otro
nuevo privilegio.
Dos amigas juntas una de
cada mano, necesitaban llegar
al umbral del embarque
a mi lado.
Mucho dolor que entiendo
fue mas fácil llevar al
repartir conmigo la carga.
Agradezco que sabiéndome
atravesada por ello, hayas podido
honrarme igual con tu pedido.
Helencita murió dos meses después.
Permitiendo así desplomar mi
humanidad cohesionada
solo por Uds.
Siento aún tus risas, Vero.
Siento tu perfume y tus pasos
elegantes cubriendo tu hermosa
picardía.
Tus ojos grandes hacerse diminutos
en medio de tus carcajadas.
Tu compañía cómplice entre líneas
y nuestro devenir en similitud de
experiencias.
Teníamos un pacto indeleble que sigue
existiendo aún hoy cuando tu
presencia física es intangible.
Extraño nuestros miércoles de
interminables charlas y
sanos silencios.
Miércoles inaugurados meses
antes con una mudanza de casa
y de trabajo que sin saberlo
construyó la plataforma para
un despegue simple.
Fuiste vos quien pudo
unir las piezas del rompecabezas
uno que terminó de encajar
con aquella noticia.
Todo ayudaría a tener que lidiar
con la aceptación del desenlace,
sin distracciones
materiales que ordenar
en poco tiempo.


Miércoles de Bitter Rosso
y jugo de naranja, de helado
de chocolate de Volta,
de champagne
helado y  películas de
Nini Marshall o de Sandrini,
de óperas o simplemente
de las desventuras
del desamor y el sin
sentido que
luego ambas comprendimos
hicieron
mas sencillo dejar
tu puesto.
Juntas nos habíamos imaginado
compartiendo un viaje a Italia.
Soñando entre aperitivos y
atardeceres frente a la costa
amalfitana.
Quiero poder reunirme contigo en
alguna terraza cubierta de
limoneros frente al mar algún día.


Amiga, llegan los miércoles
y te extraño.
¿Cómo transmitir aquello
que me pediste que hiciera?
¿Qué debo decir de un
camino que recorriste con
tanta dignidad y entereza?
Podría compartir la trascendencia
de saber a la muerte presente.
Pero no puedo hacerlo.
No puedo poner palabras
a algo que no las tiene,
que sangra en mi interior
aún como esa tarde de agosto.
Permito a la magia acariciar la idea
de ser vos la que está
detrás de mi presente.
Que desde donde estés sigas
de cerca mi propio viaje.
Celestina como fuiste,
despierta mi sonrisa
atribuirte el cruce
del amor en mi camino.


Amiga, este pendiente
me atraviesa
pero sigue doliendo y
no me siento fuerte.
Tu partida pateó las
piezas de mi tablero
y aún no logré encontrarme
en ellas.
Quisiera pedirte permiso
para escribir
desde el amor a la vida,
desde lo que entiendo
fue tu presencia en la mía:
ayer, hoy y siempre.
Quiero enfocar tu mensaje
centrándome en la
impermanencia, la transitoriedad
y la necesidad de cargar
poco equipaje, porque la muerte
y la vida son dos caras
de la misma moneda.
Porque el amor toca a
mi puerta y
las casualidades para
mí no existen: es que me animo
a vincularlo contigo.
Quiero que sepas que
nuestra amistad
está tatuada en mi piel del
lado de adentro.
Por eso quisiera escribir del
amor y no la de la muerte.

Dejo que lo pienses,
y mandes
tu señal en respuesta a ello.
Puede que te hayas adelantado
a mi pedido
y enviaste flores a mi puerta,
una invitación ligada al Spritz
y al Bitter Rosso,
a Italia y a nuestras pasiones
por lo vintage y el reciclado.

Quiero creerlo así podré retomar
aquel pendiente desde otra
perspectiva.
Te quiero amiga,
y lo haré eternamente.


Nor










Sunday, July 29, 2018

Personajes guionados



Muchas cosas suceden generadas por nosotros, aunque nos cueste reconocer nuestra intencionalidad en ello.

Somos todos manipulables por una sociedad cada vez mas vacía.
Siempre sin embargo es alentador saber que somos los dueños de lo que nos sucede.
Podemos elegir sobre lo que nos pasa, aunque neguemos nuestra participación por exceso o ausencia de ego.


Somos protagonistas o víctimas, depende de como nos insertemos en el relato.

Una mirada, un mensaje, un me gusta en esa foto que llega en el momento mas inesperado, cambian tu vida.

¿O sigues esperando frente a la pantalla, anhelando ser visto, y lograr cierto protagonismo?

¿Elegimos entonces, o nos eligen antes?

Tal vez estés buscando que algo te suceda. Pues reflexionemos.

¿Quién es aquel que nos está mirando mientras alegremente ignoramos su existencia?

Amigos de las redes sociales, amigas de amigos de amigos, que nos suman a enredarnos en el mar de vaya a saber que ciberespacio.

¿Sabes acaso cuando te sumas a una aplicación de citas, quién es el que responde? ¿Cuando te pide amistad alguien que desconoces y lo aceptas?
Me asusta y mucho. Igual, cada uno es libre de elegir. Bueno a veces me suena que estamos condicionados, como si fuéramos ratas de laboratorio.

Pienso en los peligros, que eso conlleva, mucho mas que asociarlo a los tiempos modernos sin "personería física".
Pienso en las niñas, y niños que nacieron deslizando sus dedos en las pantallas.
Los que viven hoy dentro de sus teléfonos, y a través de ellos.
Los que no se contactarán con la realidad para asombrarse en directo.
No se juega a la mancha, veo que muchos niños no saben jugar, ni tienen paciencia para escuchar un cuento.

Creo que la tecnología es absolutamente fantástica, de hecho me sumé a explorar cada uno de estas redes, curiosidad y trabajo.
Pero me preocupa mucho que creamos que porque el tiempo es tirano, nos hace bien hablarnos por mensajes que carecen de la opción de respondernos en vivo...
¿Acaso tu teléfono suena para tener una charla?

¿Conoces acaso si el perfil ese que miras en las redes, con intención de CV social, es auténtico?
Tal vez todos estamos algo ocupados para ingresar alguna duda.

Pensaba en la imagen pública que todos tenemos.
Lo que ven, de lo que decidimos mostrar.

Personajes que vamos por la vida relatando historias y todos convencidos terminamos por creer ciertas.

Lo que "aparentemente" debemos reunir para pertenecer a este mundo que tanto deseo genera..
Pues eso es lo que somos todos.

Partes de un relato, del que nos nutrimos, para rellenar los trozos agujereados, esos que odiaríamos fueran vistos.

Veo a cada momento mas claro que elegimos contactarnos con las cáscaras ignorando el contenido.

¿Amar desde esa presentación, será posible?

Entonces, ¿a quién es que ese otro elige?
Claramente no es a tí, es a tu construcción idealizada de como quisieras ser visto.

¿Que nos sucede que vivimos cada vez mas desconectados de quien en verdad estamos siendo debajo de todo ese maquillaje al parecer imprescindible?

Quienes somos surge de nuestras acciones reales, no de nuestras fotos, ni nuestros videos.


Si te vas a dormir con esta inquietud presente, tal vez tus sueños te transporten a pensar algo más.
¿No será provocador que te llegue este mensaje por las mismas redes?
Pues elige que quieres hacer también con esto.

Buena semana para todos.



Norma Echavarría.
29 de Julio 2018









Saturday, April 21, 2018

Evidencias de la vida real, una viva prueba de quienes somos.

Estando en Córdoba en Semana Santa, haciendo orden entre las cajas de cosas guardadas por mi padre, encontré esta carta, manuscrita, que pase en limpio porque merece tener un espacio.
No solo por haber sido escrita para mi padre, sino porque en ese momento solo tenía 18 años.


En algún momento de 1978..después de volver de USA, de estar tres meses en Ohio. ( Escrita por mí a los18 años, en alguna de las crisis que atravesó la construcción en Argentina.)

Elegí publicarla en Facebook y también en este Blog.
Porque es una carta de amor. Agradecer es amar con humildad y grandeza. Enseñanza diaria de mi padre.
Una carta vigente en su contenido, llena de esa coherencia que nos permite ser reales.
Hoy con 5 hijos, todos con su legado, uno del que me enorgullezco haber logrado transmitir, y seguir haciéndolo.


Querido papá:


Se que no debe haber en ti, otra cosa que gran desconcierto y asombro por esta carta mía.
Escribirte una carta cuando te tengo tan cerca todos los días de mi vida.
Y es por eso creo que estoy impulsada a escribirte y que debo dejar en ella, todo lo que no podría
decirte o transmitir.
Hay momentos en la vida de uno y hoy doy gracias a Dios que sea así ahora, cuando espiritual y
materialmente estamos juntos, en que uno se detiene a mirar a su alrededor y lo hace también a
su interior, y se siente o no capaz de reconocer que ES FELIZ.
Y hoy que llegó el momento de detenerme a mirar a mi alrededor, me veo y veo en mi una mujer, que
a pesar de su individualidad y personalidad, posee con mucho orgullo, los principios de vida y valores
que vos sostuviste, y con tu ejemplo dia a dia me entregaste, sin olvidar que mi formación es producto
de tu esfuerzo y ejemplo, y el ejemplo y perseverancia de mama.


Y es ahora cuando en cierta forma vuelvo del ‘mundo exterior’ cuando aprendí que nada ni nadie pùede
hacerme cambiar, que aprendí a creer en aquello que sostengo y que es para mi una norma de vida,
y que el resto del mundo parece olvidar.
En un mundo avaro, sediento de valores materiales, donde toda y cada cosa que poseemos te da el
valor que ellas tienen, donde nada es suficiente y donde todos viven su muerte cada dia, hoy creo que
fuimos tanto yo como mis hermanos y mama muy agraciados por tenerte, y que alguno debe decirtelo
asi, ahora.


Lo somos porque llevamos, (aunque no seamos mas que apresurados y ambiciosos jóvenes,
atropellando el mundo dia a dia), en nuestro ser parte tuya y en nombre de todos te digo GRACIAS.


Vos me enseñaste que no hay nada mas importante que ser feliz minuto a minuto, que creer en aquello
que hacemos y amarlo sobre todo, que gustar de lo que la vida nos regala cada dia es maravilloso.
Lo importante es saber que cuando uno va a dormirse, sabe quien és, que tiene y cómo lo obtuvo.
Dar nuestro esfuerzo por conseguir aquello que anhelamos sin darnos cuenta que dia tras dia en ese
intento recibimos tanto.
Y aprender que somos importantes como seres humanos, y que hermoso es poder dar algo aunque
nadie nos espere para retribuirnos a cambio. Que la retribución es inmensa y la encontramos en
nosotros, al sentirnos grandes de espíritu.


Y hoy, tengo ganas de decirte que me alegro de ser parte tuya, y que sin olvidarme de mama,
hoy esto, es TUYO.


Porque cuando tenga hijos, y deba guiarlos de la mano de mi marido, recordaré cada minuto,
cada momento de mi vida, y les daré a ellos lo que recibí de tu parte, que hoy ya es parte mía.
Porque hay cosas que no pueden devolverse.
Uno no da esperando recibir, y eso lo aprendí de vos.
A cambio voy a tener en mi vida, en mi corazón y en mis hijos, dia a dia, reflejado todo el amor
que siento, que aunque no te lo diga, te tengo y es todo lo que tengo para darte.


Hoy que has recorrido un largo camino de esfuerzos, de cuestas arriba, hoy que te aquejan problemas
que no merecerías tener nunca, debo decirte que sos muy afortunado, porque sos uno de los pocos
que pueden estar orgullosos de sí mismos.


Uno de los que poseen en este mundo una de las mayores riquezas, un camino detrás marcado.
Porque a tu paso el sendero es limpio y porque nosotros tus hijos lo seguimos y lo seguiremos hasta
el dia de nuestra partida.


Luego a través nuestro lo seguirán nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, y nadie dudará que
en ellos existirá el sentimiento, y el recuerdo para quien supo enseñarnos que significa VIVIR.
Quien con una sonrisa siempre supo mas de duros sacrificios que de recibir como muchos otros,
y que a pesar de ello, creo y sé que no me equivoco, en un balance de vida, posee muy pocas tristezas
que empañen el resto.
Porque nunca habrá nada que pueda empañar ni empequeñecer tu imagen ni hacernos olvidar,
que lo mejor que nos podrías dejar en la vida, sos VOS.


Con mi mas sincero amor
Norma






Sunday, February 4, 2018

DESAPARICIONES...

¿Cuantas veces pasa que una persona con Déficit de Atención pierde la motivación?

Mientras no sepa que está afectada por este problema y no reciba tratamiento,  diría yo que todas las veces que la adquiere.
No estoy hablando de cansancio, de rutinas, o de aburrimiento.
Sino de la desaparición, de la pérdida.

Como si el switch se apagara bruscamente una persona de repente pasa a quedarse a oscuras.
Todo resulta un estímulo inicialmente.
Lo nuevo, es atractivo. Es la curiosidad de bucear, de investigar, de conocer, de explorar todo, todo en el menor período de tiempo. 
Pero esto suele sucederle a todas las personas.
Solo que en estos casos, la intensidad para a ser la protagonista.
Todo pasa a ser un TODO.
TODO es el centro de la vida de esa persona.

El inicio de una relación, suele inundar nuestros cerebros de neurotransmisores. 
Y la excitación transporta lo que hacemos al mismísimo primer plano.
Lo que hayamos elegido, lo que esté en ese foco pasa a tener un protagonismo que si pertenece a otra persona, lo transforma en el eje de nuestras vidas.

Y si es una amistad, compartir intensamente vivencias, momentos, tiempos, hace que quien esté en ese sitio sienta la fuerza huracanada del cariño, del interés, de la atención y el cuidado.

Si es una pareja, si es un otro elegido para el romance, puede ser que crea ser protagonista de una película de amor de Hollywood.

Porque las situaciones son escenas increíbles, osadas, únicas, llenas de riesgos, de sorpresas, de increíbles momentos de pasión y romanticismo. Viajes, regalos, poesías, escenarios que atestiguan lo que luego resultará difícil de olvidar.

Los hechos, generan una expectativa, los hechos son cual confirmaciones que les ratifican la certeza de tales registros.

Cenas a la luz de la luna, flores que llegan desde otros países, joyas que muestran no solo una inversión importante sino un compromiso genuino.
Eso medido con parámetros socialmente estandarizados.

Porque luego, cuando el switch se apaga, las cosas cambian bruscamente.

Desaparecen los llamados, ya no hay mas flores, los gastos que marcaron la intención formal de generar una historia, pasan a ser deudas impagables, y restricciones ridículas.
Y quien sufre el apagón de motivación, quien deja de golpe de tener mariposas en la panza, desaparece de la película sin aviso.

Y evita los llamados, se excusa cuando le reclaman, deja de lado el trato principesco para pasar a expulsar el amor como quien se deshace de lo que le sobra.
Pero al apagarse la luz de la intensidad que fuese testigo del vértigo, quien fuera halagado en el romance, pasa a ser víctima de la desesperanza, la desolación y el desasosiego.
Y recurre inútilmente a las imágenes que tiene guardadas en su mente, de las flores, los viajes, las cartas, las románticas cenas, los mensajes, las serenatas, y con las manos llenas de evidencias queda detenido como suspendido en el vacío de la nada.

Por eso, debemos ser conscientes, de cuidar nuestras relaciones y entender como nos relacionamos con la persona que nos interesa.
No solamente porque los ciclos van a repetirse ininterrumpidamente, sino porque ejercitar el registro de las emociones propias y ajenas pasa a ser madurar responsablemente.
Aún cuando no es intencional, el TDAH genera un enorme impacto en las personas que conviven con quien lo padece.

Estemos atentos, sepamos que todo lo nuevo se hace conocido, todo lo que despierta nuestra curiosidad cuando ya no lo, se torna  una rutina de la que queremos huir.
Aprender a cuidar nuestros vínculos es importante.

Aprender a lidiar con la desmotivación brusca es un objetivo posible, y necesario.
No lo olvides.
O terminarás tus días viajando en solitario.


Norma Echavarría
un viejo post siempre vigente
5 de Febrero de 2018