Saturday, December 27, 2014

Pasado de moda?

Es la naturaleza humana la portadora del código de supervivencia,  así como el interés en la pertenencia a uno o mas  grupos que favorezcan su funcionamiento, parte del desarrollo mas evolucionado de nuestros cerebros, está en la conectividad que logra en las interacciones con otros.

Interesarse en ese Otro, cuyo atractivo permite una particular cercanía, parecería ser producto de la libertad de elección, aunque es solo parte del sistema biológico que nos perpetua como especie.

Nada mas increíble que enamorarse, nada mas increíble que el arte de descubrir quien es ese otro...
Personalmente, obvio, es a través de la creación de nuestros vínculos que aprendemos a desarrollar quienes podemos ser en la vida.

Solo me inquieta la evolución que la sociedad tiene al respecto.
 Y somos nosotros los que le damos esta consistencia.

Vivimos en tiempos de aburrimientos rápidos, donde la comunicación entre las personas ha cambiado tanto, que mi reflexión no puede omitir la que se genera entre dos seres bailando con su deseo.

Lo digo porque así como recibir un mensaje cargado de corazones puede sonar divertido, recibir uno que plantee el final de la relación me parece portación de crueldad cibernética.

Terminar una relación por Skype, o por correo es un homicidio del amor en la posmodernidad, y evitar los encuentros, aun cuando fueran solo nuestras voces me esta encendiendo señales de alarma.

Me pregunto si una sociedad que ha mutado favoreciendo una nueva forma de vínculos virtuales, es la que sostiene la nueva manera de enamorarse, vínculos que permiten una impersonalidad plagada de narcisismo, en una comunicación cargada de silencios y de emoticones que hablen por nosotros...

Conexiones inundadas de inmediatez, multiplicidad de formas de acceder al otro, sin ni siquiera tocarse, me dejan hoy un millón de preguntas.
Para que tanto, si cada día estamos mas solos?

Hace tiempo sonaban los celulares, eran los ring tones los que nos individualizaban, y después sabíamos quien nos llamaba, reíamos, nos contábamos historias, nos hacíamos cómplices de momentos que alternadamente intercambiaban nuestro protagonismo.

Prácticamente todos teníamos teléfonos fijos, (quien hoy los siga teniendo, debe ser porque es mas engorroso darle de baja, o porque concentra el servidor de internet o  de cable en la misma línea.)
Alguien de mi época recuerda acaso lo que era esperar años por una línea?
Así fue en Argentina por décadas..

Fueron los teléfonos móviles uno de los avances que creo yo modificaron nuestra conducta aun mas que los ordenadores.
Porque los ordenadores, no teniendo portabilidad nos protegieron un buen tiempo. Partir a nuestras casas sin que nos persiguiera la conectividad continua, es algo que ya quedo para el olvido.
Tomábamos mate, cafecitos, o teníamos charlas enteras sin interrupciones.
Podíamos pasar un cumpleaños conectados con los amigos y quienes amábamos conectados con ese presente, sin mas fotos que las de la torta.
Que obvio veíamos en el siguiente encuentro... con suerte.

Quede pensando si así como permitimos que algo bueno se apodere de nosotros, no podríamos retirarle algo del poder que le otorgamos?

Mi primer celular lo compré en 1990 cuando pocas mujeres tenían uno entonces.

Y su enorme utilidad la encontré trabajando, y teniendo tres hijos pequeños en casa...manejando, enterándome y vigilando que todo estuviese en orden con ellos.

También así caí en la trampa, al dejar que invadiera mi vida privada bajo el título de mantenerme en contacto.
Así fue como me perdí muchos valiosos momentos con ellos dejando que una conversación personal, o profesional, quitase mi emoción de plano de donde estaba, dejándome incapacitada de reconectarme con el momento perdido.

Hoy, 24 años mas tarde son tantas las aplicaciones que nos notifican que alguien nos mando un mensaje, que distinguirlas para saber si fue un WhatsApp, un Twit, o un Instagram es todo un desafío.
Tener Facebook, G+, Snapchat, solo son diferentes modalidades de un mismo estilo, y tener 3G, o 4 G hace que si olvidamos desactivar una aplicación como Skype o Face Time, alguien aparezca en cámara en el momento menos adecuado, y dejemos que invada nuestra privacidad sin permiso aparente. Tenemos que dejar señal de ocupados, para poder seguir trabajando solos.



 La tecnología nos ha abierto caminos que generan oportunidades magnificas, como poder cenar con mi hija a 9000 millas de distancia...

Y puede ser magnifico ver fotos de una pareja en su aniversario, o de la noche maravillosa en esa isla desierta....y compartirla...
Pero ya no parecieran existir eventos privados.

Hasta he vivido 4 años dentro de un romance que no hubiera sido posible sin el soporte de la tecnología.
El en Chicago, yo en Buenos Aires.

Viví una relación a distancia, que basaba el vínculo en compartirnos virtualmente casi todo....Condimentando la historia con viajes cada dos meses..
Dormir con la aplicación Skype abierta, sostenía la engañosa y dolorosa vivencia de vivir juntos cuando no podíamos compartir las mismas estrellas del cielo diariamente.
Mi pregunta es si tal vez la tecnología no fue la que nos convenció de la realidad de algo que no pudo nunca serlo.
Una historia de amor, que jamás olvidare, con un comienzo de cuento de Hadas y un final sin contacto.

Veo con tristeza que todas las personas, como sabiamente dijo una amiga...Todos, Norma hacemos PIN...
Ella se refería al sonido de las notificaciones,  que provenientes de un bolsillo o una cartera nos reclaman de a uno, de la realidad presencial para mudar nuestra mirada a un pequeño teclado que hoy parece comandarlo todo.

Cuando le dejamos el espacio a la comunicación escrita y dejamos de oír tonos de voz, palabras, las emociones se nos confunden...y las relaciones desde mi mirada se impersonalizan.
















Me gusta que me llamen mis amigos, me gusta llamar para charlar de lo que deseo compartir, y cada vez recibo mas mensajes y escucho mas contestadores....

Me gustaría tener una de esas relaciones que aparentemente han pasado de moda.

Cada vez mas mensajes cuya carga emocional merecerían un encuentro personal, vienen en formato electrónico.
Algo que a veces nos cuesta entender, procesar, viene en formato unidireccional, sin chance de respuesta, o con la espera de que los tildes azules nos confirmen que al menos ha sido recibido.

Acaso es que los teléfonos quedan mudos, o es deliberado el no atenderlos?

Tal vez se genero una fobia que desconozco?

Es una declaración desde el deseo, la de volver al uno a uno cara a cara que parece ha pasado de moda.
Mucho mas si de amor se trata.

Una vida hecha por mensajes de texto, twits, o salvas de imágenes, se torna muda, pierde voz propia y sostiene desde mi visión solo relaciones inconsistentes.
Somos personajes sin personas.

Necesitamos de todos nuestros sentidos para modificar nuestra realidad comunicacional.

Creo que el sentido común debería regir cuando es que deberíamos usar el mensaje solo para coordinar nuestro encuentro.

Usemos la tecnología y no permitamos que nos despoje de lo mas importante que tenemos, que es el contacto personal e irreemplazable con esos otros.
Usemos los teléfonos como lo hacían antes, para charlar con quienes nos interesan realmente.

Y ayudemos a nuestros hijos, que son nativos de esta tecnología a registrar lo importante que es mantener nuestra esencia humana en integridad plena.

Ningún emoticon transmite el calor del abrazo, o miles de palabras encerradas en una mirada.
No permitamos que la vida misma pase de moda

Gracias por seguir leyendo.

Norma Echavarria
27 de Diciembre 2014.






Sunday, December 7, 2014

Amores en pausa


Viviendo el camino de la mano de un TDAH sin diagnóstico cuantas veces estamos en pausa, y cuantas otras en fast forward?

En materia de amor, las relaciones que nos involucran no importa ni como surjan o de donde, suelen tener que nutrirse de mucha adrenalina... de cambios constantes, de una dificultad para poner ambos pies en la misma baldosa.

Hablo del universo adediano hiperactivo.

Cuando logramos un equilibrio gracias al tratamiento, y podemos ordenarnos, llegar a tiempo, cumplir tareas, no enojarnos en exceso, o enojarnos si no podíamos....
Terminar una carrera, sostener un trabajo, ahorrar e irnos de vacaciones, y muchas otras situaciones que marcan los logros......
En el tema de amores muchas veces es el inicio del aburrimiento o de la ruptura.

Es acaso eso el estar en pausa?

O estarlo es mantener relaciones sin destino, sin definiciones, dándonos tiempo para ver si aparece algo que supere las expectativas actuales?

Saber registrar los momentos en los que estamos solos, es tan importante que define (de pasarlo con éxito) nuestra posibilidad de vivir amados y amando a un otro.


Y si estamos acompañados, tal vez debamos repasar las lecciones aprendidas, para sostener nuestra motivación cuando no hay viento.

Si porque nada mas excitante que navegar a vela con viento y escorados...
Pero cuando el viento sopla, pero parece que no nos movemos, tal vez aparezca en nosotros, las ganas de tirarnos por la borda y sin salvavidas!
Tal vez el equilibrio venga  cuando ya la adrenalina genere aversión o rechazo.
O cuando la misma sensación surja de la clara necesidad interna de sentir que nos deben el mismo respeto.

Porque nada de nuestras conductas, emociones ni pensamientos quedará sin experimentar cambios.

Pero cuando nos adentramos en el universo de la desatención, que suele estar plagado de inseguridades y baja autoestima, muchas veces sucede lo contrario.

Mas que aburrimiento surge claramente el deseo de ponerle freno a las relaciones tóxicas, a los gritos, al maltrato, al abuso de autoridad y a la dependencia.

Pero no es fácil para alguien que vivió aceptando críticas y malas notas, tampoco para los que eligieron a alguien que de repente cambia..

Por ello, es necesario que aprendamos que la capacidad de elegir es una de las acciones mas complejas y mas necesarias para poner un amor en funcionamiento.

Elegir algo mas que un momento apasionado, o un futuro prometedor y seguro.
Elegimos recién cuando podemos aprender a vivir sin la necesidad de ese otro, y elegimos estar con otro para compartir nuestras vidas, sin abastecerlos como tarea ni depender de ellos.
Elegir y elegirse mutuamente, en la admiración , la aceptación y las risas. Eso simplemente es lo que vuelve a ponernos en marcha.





No dejen que termine este año sin saber como quieren vivir el resto de sus días.
Estar en pausa, momentaneamente puede ser bueno, cuando se hace costumbre diría yo es una falta de respeto para ambos.

Amarse es una elección libre.
Debería seguir de esa forma

Buen Domingo en donde estés ahora.

Norma Echavarria




Sunday, September 21, 2014

Desafío y renovación.

Amar es para mí, el primer y único desafio en esta vida.

Primero porque amar es lo que nos permite dar la vida  y para mi lo único, que de seguir haciéndolo,  nos  garantiza estarlo.

Amar implica dejar de lado el egoísmo , la comodidad, la conveniencia.

Amar es altruismo puro.

Amar es simple, pero vivir en amor es mucho mas complejo.

Porque si empiezas a calcular, a buscar no perjudicarte en el proceso, has ya dejado de amar, o jamás has conocido de su existencia.





Amar genera grandes incomodidades.
Estar con alguien, no es por ello amarlo.
Porque si amas realmente, no te importará tomarte tres colectivos para encontrarte con quien ames, ya sea  tu hermano, tu hijo, tu amigo, o tu amado.

Porque si amas, vivirás el dolor y el sufrimiento de ese otro como propio, no podrás reír si quien amas sufre, o pierde algo que le es preciado.

Porque si amas, no dudarías en partir al medio el pan que tienes, o dárselo entero sonriendo.
Amar es dar cuando no te alcanza, no cuando te sobra.
Amar es hacer sitio entre tus cosas, amar es despojarte percibiendo ganancia.

Porque si amas jamás harías cuentas para garantizarte la seguridad que require tu ego.
Amar a tu prójimo como a ti mismo es para muchos solo un mandamiento que ha pasado de moda.

Si amas de verdad, no habrá distancias, no habrá obstáculo que no pueda ser sorteado.

Si amas, nadie podrá cortar el lazo que el amor verdadero teje, pero no es una trama que atrapa, sino una que nos libera.
  
En el amor hay entrega y conexión sin mas cálculo que el de buscar el reencuentro, el regocijo de miradas que entrelazadas por el vínculo elegido no requieren de palabra alguna para saberse cerca.

La vida nos trae sistemáticamente la primavera como una oportunidad de renovación , una oportunidad de rebrote del milagro de los ciclos que la definen.

Si deseas vivir, ama de verdad, camina y comparte.
Si desas sobrevivir solo sálvate cultivando tu ego, aferrándote y haciendo acopio.

Tu sabrás que siempre podemos elegir. 
Que la luz guie tus elecciones hoy y siempre, porque la primavera siempre vuelve a despertarnos.
El resto depende de lo que cada uno haga con ese llamado.
Ojalá ya estés despierto.

Norma Echavarria
Copyright
21/9/2014


Sunday, September 14, 2014

Panico al viaje en solitario.


Es cierto.
Sé que es difícil estar solo.

Aunque con el solo  realmente me refiero al estar sin una pareja estable.
Pues puede que tengas aún padres, hermanos, hijos, o muchos amigos.

Hablo de los muchos que viven dentro de relaciones que funcionan en cierta medida, pero saben inadecuadas.
Un como si estuvieran con alguien.
 Esas relaciones que son como para completar un rompecabezas, que no toleras ni resistes dejar sin esa pieza un tiempo..

A veces pueden ser parejas ocasionales, salidas que no tienen forma de nada, o sin comprometerse siquiera, temerosos de volver a meter la pata... O de oxidarse sexualmente.
Resignados en una relación que cubre con ciertos requisitos básicos, salvo el sentirse locamente enamorados, otros pueden subirse a la vida como si fuera el Arca de Noe, de a pares.
Pero aburridos, y disociados.
O sólo, pasivamente conformes con tener con quien salir el fin de semana.

Son compañeros cotidianos para solucionar problemas, padres que lidian con la crianza, socios en las finanzas, o en las tareas complejas.
Tal vez organizadores de ese diario caos, o los que funcionan recordando lo que sistemáticamente se nos olvida.
Son compañeros con los que nos sentimos mas animados para hacer viajes cuyas fotos  suelen ser mas tolerables compartidas,  o son amigos, con los que nos apoyamos en medio de las urgencias cotidianas...

Porque a las personas afectadas por TDAH se nos ocurre que solos no podemos hacer nada.

Entonces viajamos como por un sistema de lianas, largamos una cuando ya tenemos la otra enfrente.




Pero asumimos el costo de lo inadecuado del trato? 
Nos percatamos del alto costo de transitar la vida con la persona equivocada? O acaso el pánico a la soledad nos ciega?

Tal vez hasta te hayas olvidado  que no le amas, o no quieras ver que es el otro, quien te ignora, o te castiga.

Pero el miedo, la inseguridad pueden ser un muy malos consejeros.

El o Ella te dan cierta garantía de estabilidad, y te aferras a ella, porque sientes que no la tienes, ni eres capaz de postularte a ello.


Son algo así como un bote salvavidas en caso de hundimiento por malos manejos, o dias de angustia.

Eres adicto y dependiente a estas personas, sólo que aún no lo sabes.

Recuerdo una escena de la película Los Puentes de Madison....
Meryl Streep eligió quedarse con su marido, por sus hijos, porque era limpio, y porque pensó en sus hijos.

Puede que sea la manera en la que te escondiste por no imaginarte capaz de ser amado por alguien mejor.
Si, hay siempre alguien que puede reunir algo mas de eso que tu desearías...solo hay que creerse acreedor y poder postularse ni bien te topes con la vida solo de nuevo.

Desvalorización, baja autoestima, probablemente te dejaron elegir en la mesa de saldos...

Y allí probablemente encontraste lo que estaba disponible.
Y sigues detenido en ese nivel del juego.
Desmoralizado, desmotivada, tibio.

Pero en realidad no has elegido, te eligieron.
Solamente que tú no te has dado cuenta.

Porque tras años de sentirte irresponsable, inadecuado, poco exitoso, menos tal vez, errático, inconsistente, aislado socialmente, con buenas intenciones, te sientes diferente al resto.
Te has convencido que no puedes.

Y que debes agradecer que aun te llamen, o te inviten a salir siquiera.
O estar en esta pareja, despareja con la que caminas.

Abre tus ojos, despierta.

Puedes ponerte de pie, mirarte al espejo, enderezar tu espalda, corregir tu mirada?
Vales mucho mas de lo que te dice quien te ha elegido.
Por como te trata, por quien es, porque si miras mejor, es realmente muy diferente de lo que tú puedes ser.
Falta aún tu apuesta. Elige!

El costo de la felicidad es algo que puedes asumir si logras mirarte de nuevo, ahora, mas benévolamente.

Mereces ser feliz, amada y respetado..
Y estar solo, sería un excelente primer paso para aprender a conocer en quien debes transformarte.'
Eso es, si aceptas el desafío de hacerte cargo.

Que tengas un buen Domingo de lluvia.

Norma Echavarría
copyright








Saturday, August 23, 2014

En la salud como en la enfermedad.

Así es como muchos de nosotros comenzamos un compromiso de pareja formal.
Amarse, respetarse, hasta que la muerte nos separe..
Registro Civil, Templo, Iglesia, típicamente una formalidad en la unión voluntaria, de dos seres que se eligen para compartir la vida juntos.

Es factible que este compromiso resista el embate crónico de un problema como el TDAH?
Y aquí hablo de ambas partes.





Una, porque se agota de ocupar el rol de asistente, secretario, organizador, ejecutor, comunicador, mediador, etc, que no estaba entre la lista de condiciones iniciales al conocerse.

O tal vez si, pero seguramente en la etapa inicial eran cumplidas con la dulzura de quien mira intoxicado de amor...

La otra parte, la afectada por el problema suele recibir quejas, críticas, desaliento, ironías, o abandono cotidiano y progresivo...

Vive enfrentando ser vigilado, monitoreado, controlado como si fuera un niño, o desarrolla un estado de dependencia pasiva que también ajusta al rol de hijo.
A veces el TDAH aparece en forma de impulsos, de ira, de manipulación del otro, de pequeñas tiranías impuestas por quien cree que todo lo sabe, que todo lo puede, y solo se remite a dar órdenes, o a marcar el paso solo.

Parejas que con o sin hijos desarrollen entre si roles parentales, perderán prontamente toda posibilidad de admiración y con ella desaparece la libido, el deseo, la felicidad conjunta.

Si enterarte que tienes TDAH te ha aliviado, pero no quieres que el o ella aún se enteren, te diría le privas de la oportunidad de la comprensión necesaria y de brindarte real ayuda.
Y obvio liberarlo del rol de compensarte.

Si te enteraste y cuando tu pareja compartió la noticia recibiste desaprobación, cuestionamiento, desconfianza o peor la indiferencia, piénsalo con tu médico.

 Es necesario que tu pareja se incluya en el proceso de cambio.
Tienen ambos derecho a opinar, y no solo a recibir un listado de instrucciones.
Educación, oportunidad de crecer desde la información y el tratamiento serán imprescindibles.
Si te da vergüenza, o culpa, probablemente sigas en el engaño.

Muchas son las parejas que llegan a consulta, dañadas, peleadas, divorciadas, en estado de crisis, y que pueden recomponerse cuando comprenden ambos que  tener TDAH no es diferente a enterarse que quien amamos tiene un problema crónico de salud, que nos impactará a nosotros. Diabetes, hipertensión, asma, insuficiencia renal, pérdida de motricidad o de visión por ejemplo..

Si, no será gracioso, hubiera sido preferible nada.

En mi opinión, aquello que nos enamora del otro, es lo que luego frecuentemente luego criticaremos.

Por ello, seguramente parte de tu TDAH o del de tu pareja, hizo la diferencia, aún sin saberlo al elegirse.
Porque ser divertidos, impredecibles, despreocupados, o tomar decisiones impulsivas,
(obvio haciendo un viaje, cambiándote el auto, con regalos inesperados...etc) puede sorprender y motivar la atención inmediata.
Ser complementarios, suele ejercer una atracción importante.

Ayudarse a funcionar puede ser un equilibrio interesante desde el principio.

Si tu pareja tiene TDAH, seguramente su tratamiento te generará mas alivio a tí que el que él o ella perciba.

Si eres tú el afectado, será importante que entiendas que deberás hacerte cargo de tu parte, y dejar a quien amas mas libre para que pueda ocuparse de su propia vida.
Tal vez se resista a abandonar el puesto de comandante en jefe del área de desastre... Ten paciencia.
Tal vez necesitaba elegir alguien que le permitiese ocupar el cargo de bombero, deberá buscarse otro trabajo.

 También deberás dejarlo  que se haga cargo de sus  propias emociones.
Y si se enoja, no será tu problema, será el suyo.
Porque enojarse es factible, y muchas veces positivo.
Deberemos ambos aprender a comunicar y a mediar la emoción del enojo en forma constructiva.







No podemos accionar para evitar conflictos, pues serán por definición inevitables, no podemos accionar como monitoreadores de caras, que nos marcan el rumbo desaprobando nuestro accionar, o induciendo acciones.


Amar es un arte, amar es una acción que surge como posibilidad diaria.




Si amas a alguien con TDAH, acércate al tratamiento.
Si tienes TDAH y vives en pareja, no le dejes afuera.
Pues de esto se trata el tema.
De construir un nuevo sendero de oportunidades a medida de ambos.

Que tengan un lindo fin de semana

Norma Echavarria


Tuesday, August 19, 2014

Alergia matinal...


Tapada hasta la cabeza, sumergida en la cuarta temporada de sus sueños en serie, solo osaba sacar el brazo para pegarle golpes al despertador, que vaya a saber como seguía atormentándola.

Y se tapaba la cabeza porque a Pablo le agarraban esos ataques de madrugador compulsivo y subía las persianas, sacaba los perros, regaba las macetas del balcón, bañado, perfumado tan perfectamente que a Manuela le dolía el hipocampo.

Bueno, tenía un olfato súper sensible, y el olor a mañana le generaba migrañas.
Pero no era un lunes, ni miércoles..
Era Domingo!
Alguien podría intervenir quirúrgicamente el reloj biológico de Pablo?

Madrugador, deportista, ordenado, metódico, casi perfecto, tanto que sus imperfecciones sufrían del contraste agudo cotidiano.
Tal vez mas que un cambio en su reloj biológico el flaco requería una transfusión de normalidad.

Jamás se cansaba, saltaba de la cama, hacía su rutina en la cinta, preparaba jugo natural, para ambos, solo que el de ella era algo así como un ácido trago que le recordaba la razón por la cual no desayunaba nunca.
Era demasiado fuerte. Desayunar, levantarse antes del mediodía.
Era como tirarse un balde con hielo sin reparo alguno.

Seguían juntos creo porque ella se emperró en no cambiar en nada, y él...Creo que porque esta aún convencido de poder cambiarla.
Al principio eran solamente complementarios. Ella aportaba la originalidad, frescura y las risas, él se aflojaba la corbata, y se permitía alguna mueca graciosa.
Llevaban 7 años juntos.
Sería ese el problema, la comezón del 7 año como decía su abuela?
Tal vez el no haber podido ser padres, les dejó mayor libertad para conservar sus manías.
Coincidían en escuchar los pájaros por las mañanas, solo que cuando él saltaba de la cama para dejarla, ella aprovechaba el calorcito...Nunca tenía sueño antes de las 5 am.
Sería mas que esterilidad la abstinencia de encuentros?
Vaya a saber, que importa ahora, para que enroscarse... Para que salir de la posición en que estaba?
Después de todo, para que tanto estrés?


Un fragmento de alguna historia real.
Puede que sea la tuya?


Norma Echavarria

Wednesday, August 13, 2014

Risas de ida y de vuelta

Ella entró sonriente como siempre, aunque mi mente sigue adivinando cierta tristeza  escondida detrás de su mirada esquiva.

Una mirada que probablemente se construyó  con kilómetros de historias de fracasos. De los escolares, frustraciones, pérdidas, o una vida llena de papeles de extra, para una actriz que merecía acceder a protagónicos... y con una gran creatividad malentendida en colegios que pretenden aún hoy solo acumular información en vez de motivar el verdadero aprendizaje.

Él, mas relajado que en un principio.
Mucho.
Ambos lindos, seguros, aplacados, como convencidos entraron a mi oficina solo que hoy riendo juntos. Igual que cuando partieron.

Mas de un par de años pasaron desde que empezamos a destejer la enmarañada situación de su todos los días como pareja, o serán cuatro?
Poco importa porque yo también me pierdo, pero bastante poco y mucho al mismo tiempo.

Luna era tan hermosa como es ahora, morena, poseedora de una cautivante belleza con sabor de Oriente.
Buen nombre, mejor imposible.
Colgada, risueña, inocente en sus movimientos intempestivos y torpes. Tierna, llena de vitalidad de esa que desparrama destellos de energía a cientos de km a la redonda. Aunque cuando abría la boca en estado de enojo, se defendía con artillería pesada.

Quien la amaba, y al que ella deseaba tener a su lado era exactamente un buen contraste.
Justo, era su nombre de bautizo. Otra perfecta coincidencia.
 Justo,  se dio cuenta que para Luna el amor era algo difícil de mantener estable.
Para un hombre calculador, con ciertos rasgos obsesivos, serio, compenetrado en lo que debía hacerse, esta relación avanzaba un casillero y cuando se relajaba, retrocedía hasta la salida...


Luna era enigmática, impredecible, divertida, ocurrente.
Y lo amaba, pero en forma difícil de clasificar para Justo, que clasificaba sistemáticamente todo, comparaba, citaba, refería. Todo tenía lógica en la mente de Justo.
Menos Luna.
Pues la lógica de Luna era la intuición plena. El mejor plan era la falta de uno.

 Ella lo elegía todos los días, luego olvidaba porqué lo hacía, volvía corriendo a apretarlo con abrazos de osezno tierno, o lo ignoraba esquiva porque estaba construyendo cascadas de sueños.
Mareado es poco, cierto?

Imaginar que alguien que sin entender como es el TDAH pueda caminar en semejante pista enjabonada, lo califica hoy como candidato al Oscar de la paciencia.

Justo y Luna se habían enamorado exactamente por lo mismo que venían a mi oficina.
Ella una campanilla alegre y desorganizada, el necesitado de aire fresco y de alguien que le mueva un poco las lineas rectas.
Organizado, preciso, puntual, planificado.
Ella corriendo siempre detrás del reloj como el conejo de Alicia.
Discusiones, caras, enojos, peleas.
Peleas y malentendidos que se apilaban a diario.
Hermoso fue hoy ver como aprendieron a apilar risas.
Y todo tuvo mas sentido cuando Luna se encontró identificada en los relatos de este extraño pero recién después de medicada, y educada, mas amigable trastorno.
Pero eso si, NO soy una trastornada¡ ja reía a carcajadas.
Experta en hacer reír con sus ocurrencias automáticas ahora había organizado una vida mas estable, mas coherente con sus deseos y para ello Justo había tomado parte vital en el proyecto.
Cada uno complementando al otro como danzando sin intención consciente de hacerlo.

Y me encantó verlos, y escuchar su charla, sin agresiones hoy, sin discusión ni lágrimas.
Solo planteos, emociones, ejemplos, ambos buscando caminos nuevos de negociación cotidiana.

Tal vez una sesión de ajuste, de esos service de los 10.000 km que tenemos de vez en cuando.
Y por que reían?

Porque habían olvidado el motivo que les hizo pedir la entrevista....

Habrá sido alguna discusión apocalíptica?
No importa, porque evidentemente aprendieron ya a olvidarla ambos. Justo y Luna.
Lindo verlos riendo.







Norma Echavarría
copyright
Cualquier parecido a la realidad es tan solo pura coincidencia.




Wednesday, June 18, 2014

Cuanto amaría enamorarme...dijo

Hoy escuche una maravillosa frase en boca de un caballero maduro.
Dijo muy espontáneamente: "¡¡Cuanto amaría enamorarme!!".
Hablando del futuro, conversando acerca de proyectos y deseos.

 Sonaban las campanas en mi mente porque era un hurra al amor, y sumé mis bendiciones inmediatamente a semejante declaración.

 Era alguien que decía palabras mágicas para mis oídos de enamorada de la vida.
Me gusta escuchar cuando las personas eligen el amar entre sus deseos, en lugar de simples cosas materiales.
Solo que me quede pensando.... Porque era tarde...

 Acaso este señor no había elegido ya a alguien?



 Y acaso no se refiere cuando habla contento de ella, como su pareja?

 Entonces cual usando una regla de tres simple dije, horrorizada con el descubrimiento, está con alguien sin estar enamorado? 

 Como se hace eso, es acaso factible?
Por Dios, como alguien osa estar en pareja sin vivir enamorado?
Y las campanas se tornaron sirenas cual en medio de un incendio.
 No pudiendo con mi genio, pensé para calmarme,
" lo que pasa es que no sabe realmente como definir que es estarlo"..
 Por eso es que dijo lo que dijo.
 Será eso?  Le pregunté.
Y el también se quedó pensando.

Y cómo sabré de que se trata?  dijo cándidamente.

Como saber cuando nos enamoramos entonces? Acaso es algo que alguien nos enseña, o es algo solo del orden experimental y personalizado?

Pues digo ¿Puede uno vivir sin haberse enamorado?
Digo, si no sabe, como es que no sabe?

 Puede uno dudar acerca de si alguna vez lo ha estado?

 Es realmente posible caminar la vida sin que las mariposas nos abaniquen la panza, sin que nuestra energía se nutra de furtivos encuentros, sin que el solo recuerdo del perfume de nuestro amado nos desvele?
Yo creo fervientemente en el poder inconmensurable de amar sin restricciones.
Quise correr a contestarle esa pregunta pero ya se había ido.
 Me quedé pensando...

 Estar enamorado y amarse no son estados que se den por sentado al estar con alguien.
 Ni para mí es algo que esperamos aparezca con el tiempo, después de conocernos mas profundamente.
 Enamorarse es para mí el primer paso, amar es lo que viene con el tiempo, con la elección consciente, con el compromiso de la entrega sin limitaciones, y con la decisión responsable.

 Podemos estar tranquilos, cómodos, confiados, ser compañeros, compinches, amigos y sin embargo no enamorarnos nunca. Podemos casarnos, tener hijos, comprar propiedades o venderlas, salir de fiesta o de vacaciones y jamás habernos enamorado.

Podemos sentirnos queridos, cuidados, podemos matar el temor que muchos tienen a quedarse solos, y jamás saltar al abismo del romance.

Para mi estar enamorada es sentir que la música inunda todos los compartimientos, y nuestras miradas de deseo solamente tienen esa persona como destinatario.
Y eso pasa 24 horas al día.
 Por eso enamorarse es como un incendio o una inundación que nada respeta.
Perdón es como yo lo veo.
Y sonreír ante un recuerdo o una imagen ansiada con esa persona generadora de paz, sosiego y monopolizadora de nuestros sentidos simultáneamente.

Poder compartir un espacio en silencio, con la posibilidad de conservar momentos propios sin sentir que amenazamos el amor al hacerlo, podría ser como yo lo siento.

Caminar abrazados, calentarse los pies helados sin salir corriendo, poder esperar el momento oportuno, callar, decir lo justo, lograr la sincronía del silencio sereno.

Podría armar una lista interminable de cosas que para mí definen estar enamorada.

 Y resistiría atrincherada defendiendo la condición de estar con alguien solamente si lo amamos o si podemos enamoramos a diario y confundirnos con su presencia, embriagando los sentidos  emocionados al verlos.

Lo único que no podría realmente es sostener una historia y esperar diciéndome .....las mariposas vendrán algún dia de estos.....

Porque las mariposas son las que abren el telón de la obra, y si no es así nunca vienen...

Norma Echavarria





Saturday, May 31, 2014

Hazlo


Hoy es un día para hacerlo.
Entonces hazlo.

Me refiero al cambio, hazlo.

Nacemos y morimos libres.
Y la libertad se hace evidente cuando podemos elegir aquello que deseamos. Y darnos cuenta que elegir implica un riesgo, y un riesgo implica la posibilidad de perder, y nos asusta hacerlo.
Pero a cambio de apostar por el amor, está lo que ganamos, sentirnos vivos.

Y una pareja se hace posible cuando ambos eligen, no importa quien es el primero, pero cuando ambos lo hacen.
Y elegirse implica conocerse. Y aceptarse, y animarse a recorrer la vida juntos.

Pues en los inicios de un vínculo apenas vemos la superficie.
Y el brillo no permite llegar a ver el resto.
Y conocernos lleva tiempo. Y nos conocemos cuando adivinamos que elegiría nuestro compañero de vida. Cuando podemos ordenar en un restaurante sin dudarlo, cuando compramos esa camisa o ese perfume, seguros de que será el adecuado.

Y entonces la libertad se hace presente cuando soportamos la ansiedad del ahora mismo, del enamoramiento, del entusiasmo inicial, de la atracción, de la urgencia por estar juntos.
Todo es una anécdota tierna, o graciosa al principio.

Y  entonces cuando aparecen los detalles ocultos, los pequeños malestares, las imperfecciones, las asperezas, las diferencias es cuando el momento de la verdad surge. Y allí es cuando muchos huyen, o cierran las compuertas.

Y quienes somos entonces?
Quienes son los que vemos?

Somos reales, o somos acaso la ilusión de lo que quisiéramos que viesen?

Vernos desde el lado de adentro, nos permite darnos cuenta que pocas veces encontramos en el otro la autenticidad de la simpleza de ser quienes realmente somos.

Nos maquillamos, nos preocupamos por agradarle a ese otro, por deslumbrarlo, por la conquista.
Sacamos del placard nuestras mejores prendas, nuestro brillo, queremos lucirnos, y dedicamos muchas horas del día sólo en pensamientos y mensajes.

Para que dejemos luego, que el tiempo corroa nuestra estructura, la agriete, la opaque, la desdibuje.
Perdemos la poesía, la magia, y las sonrisas y complicidades muchas veces se tornan quejas y peleas. Le dejamos a la cotidianidad espacio de sobra, y arrinconamos el amor en la baulera.

Estás a tiempo si aún están juntos.

Recupéralo.
Hazlo.
Amar es un verbo que implica acción no pasividad.
Entonces ama.

Si puedes darte cuenta que está en ti reelegir a quien elegiste hace ya tiempo, hazlo.
Si puedes volver a sonreír junto a tu pareja por nimiedades, porque sí, hazlo.
Si puedes tomarle de la mano y caminar en silencio, hazlo.
Si puedes mirarle con ternura, cuando cometa los errores mas grandes, hazlo.
Si puedes solo compartir sus fortalezas con otros, sin comprometerte en comentar sus fallas, hazlo.
Si te diste cuenta que a pesar de lo complejo, encontraste el amor nuevamente, anímate, invítalo a caminar contigo, hazlo.

Si puedes ver en el cuerpo las huellas del tiempo, los hijos, las estrías, las canas, la calvicie y amarlo sin comparaciones, hazlo.

Si puedes recordar que el amor se cultiva diariamente, y puedes elegir hacerlo ahora que te has dado cuenta que envejecemos todos, irremediablemente, hazlo.

Porque la vida, es un viaje hecho para compartir.
No todos somos buenos haciéndolo, pero siempre podremos elegir el aprender.

Amar es una acción. Hazlo.

Norma Echavarría
31/5/14




Saturday, April 5, 2014

AMAR Y SUFRIR, UNA COSTUMBRE O UNA ADICCIÓN?


La historia de amar para un sujeto con TDAH, puede ser evaluada en diferentes momentos de su vida, y en diferentes momentos evolutivos de una misma obra, refiriéndome así a cada historia de vida.







En algunos de ellos, lidera la pasión irrefrenable, la entrega más absoluta e incondicional, en otros el desvalimiento, la desilusión, la vivencia de pérdida y soledad.
Vivir con otros sería el tema central que podría en sí, ser el eje de este desarrollo.

Vivir, implica relacionarnos indefectiblemente con otras personas.

Pero aislarse puede ser también un exponente de una de las muchas modalidades de hacerlo.

Acercarse a otros, es posiblemente el primer escollo para un sujeto que presenta características propias del TDAH.

Una persona desatenta, podrá estar como desconectada, o en la “estratosfera”, y no registrar quien pasa a su lado,  en tanto una persona hiperactiva o impulsiva puede invadir al otro o ser avasalladora  y llevárselo literalmente “por delante”.

Ambas pueden ser “tremendamente seductoras”, por su inocencia, su frescura, su sensibilidad, creatividad, espontaneidad  o desestructuración entre otras cosas.
Una mezcla racémica de niño grande y de actor o actriz dramática.

Su libertad, su timidez o a veces sus ocurrencias, se muestran tan insolentes que “riendo” es como frecuentemente se inicia un romance.
Pero la risa suele durar poco.

En materia de amar, surgen muchos interrogantes, y compromisos.
Mucha pasión y mucho conflicto.

Es que acaso  elecciones inadecuadas funcionan como una manera de compensar conocidas falencias o  como un intento superarlas?
  Hay algún modelo o patrón que  condene una y otra vez a estos sujetos a complicar lo que ya suele ser complejo?

La pregunta surge a raíz de las frías pero reales estadísticas formales.
Las personas con TDAH se divorcian tres veces mas frecuentemente que aquellas que no lo presentan.

¿Es acaso otra carga a la que deben estar expuestos?

El terreno de las relaciones amorosas, suele en todos los sujetos, con o sin TDAH, presentar patrones casi estandarizados de manifestación de ese contacto.
Veamos:

Las parejas, todas ellas, suelen atravesar una serie de etapas hasta consolidarse como tales.
Consideremos:

La primera etapa esta netamente influenciada por la biología, inundada de irrefrenable pasión y estímulos, llena de sorpresas y descubrimientos. Podría ser denominada como la etapa de enamoramiento.

Diría en mis palabras que es una especie de estado de “idiotez extrema”, donde perdemos el juicio crítico y el mundo queda apartado o ni siquiera ofrece resistencias.
Una etapa en que estamos frente a “otro” de quien no conocemos nada más, que lo que nos ha mostrado, y hay mucho juego en descubrir día a día quienes somos.
También puede ser una etapa, donde aprovechando el desconocimiento mutuo, algunos sujetos desplieguen un “personaje” fabuloso, con el fin de seducir al otro, pero un personaje en fin, irreal e inconsistente, vivirá  muy poco hasta ser descubierto!

Debería luego seguirle una segunda etapa

Más reflexiva, a la que podríamos llamar etapa de conocimiento.

Me gusta mas pensar en que es una etapa de reconocimiento, porque  recién cuando comienza a atenuarse esa pasión vemos más claramente “quien es realmente el otro”.

Aquellas cosas que no estaban en la superficie afloran, y por ende surgen las inevitables divergencias, “no todo lo que brilla, es oro”.
Aparece también, nuestra manera de actuar frente a la personalidad elegida  que si bien debería representar nuestra forma de ser, muchas veces aparece condicionada por evitar, o paradójicamente  necesitar, el conflicto.
Eso dependerá de nuestro predominio “comportamental”, es decir, nuestra conducta.



La tercera etapa de una pareja en formación, podríamos llamarla etapa de crecimiento.
Si hemos podido aceptar quien es ese otro, que inicialmente generó una gran atracción en nuestra vida, si pudimos ver sus defectos y sus virtudes, y aceptar ambos, entonces podremos crecer en una relación real.
Es el poder afianzarse en un proyecto común, tener visualizado hacia donde vamos.
Seria una manera de fundirse en el otro y a partir de allí, encontrar las propias individualidades.




La última etapa, seria la de consolidación. Es allí donde una pareja, recién puede instalarse cómodamente, donde no existen recovecos, y elegimos al otro aceptando sus defectos, asumiendo los propios, y tratando de modificar los que se puedan.
Allí pueden recién hacerse proyectos que impliquen un compromiso a  futuro.
Convivir, casarse, tener hijos, comprarse una casa para el gran desafió de construir una historia común









Donde es que se encuentra la falla para un sujeto que vive inmerso en su Déficit de Atención?

Podríamos decir que tal vez son muchos los caminos que guían la repetición de los fracasos, trataré de proponer una mirada desde mi experiencia como terapeuta y especialista en TDAH adultos.

Primera etapa

El necesitar estímulos fuertes, emociones que generen acción y neutralicen el aburrimiento, puede ser lo que ocasione que una persona inicie una y otra vez, relaciones amorosas.

Esto puede deberse también a la necesidad de que  la atracción este presente, el protagonismo no sea cuestionado  y exista esa admiración absoluta tan gratificante (producto de la idealización de un periodo irreal de estupidez pasajera).
El sujeto así se vera  involucrado en un comportamiento netamente adictivo, todo inicio va cargado de estímulos fuertes.